info@lainter.edu.mx (222) 242 47 00 22 24 86 60 43

¿Qué animal eres en el trabajo? Desciframos 9 perfiles típicos

Universidad Interamericana > Blog > ¿Qué animal eres en el trabajo? Desciframos 9 perfiles típicos

“Trabajar como una hormiguita”, “ser más vago que las chicharras”, “ser un tiburón financiero”… Existen muchas expresiones en nuestro idioma, desde las más cómicas hasta las más pintorescas, en las que se entremezclan el mundo animal y el laboral y a las que solemos recurrir para ilustrar nuestros defectos y virtudes en la vida cotidiana. Es fácil darse cuenta de que todas ellas expresan la idea de que a menudo nuestras actitudes son muy similares a las de nuestros parientes los animales. Si nos fijamos bien, el mundo laboral se parece —al estilo de una colmena— a un organismo vivo en el que conviven multitud de especies con roles bien definidos. No es de extrañar pues que te preguntes: ¿Qué clase de animal sería yo?

Para comprender mejor aquellos rasgos de tu personalidad que te definen en el trabajo, Jean-Marc Bonmati, autor de Comportements humains et attitudes animales dans le monde du travail (que en español se traduciría como “Comportamientos humanos y actitudes animales en el mundo laboral”), propone observar los de los animales. ¡Es hora de presentar a la fauna de las empresas!

La oveja: cuando de bueno a tonto hay un paso

¿Quién es?

La oveja es un mamífero herbívoro que lleva casi un millón de años sobre la faz de la tierra. De tamaño relativamente pequeño, es uno de los primeros animales en haber sido domesticado por el hombre. Sin embargo, cabe señalar que, contrariamente a la creencia popular, es muy inteligente y puede reconocer con facilidad los rostros de las personas que tratan con ella cada día.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

¡Cualquiera diría que nunca ha roto un plato! “No molesta a nadie, no hace ruido, entrega todo lo que se le pide a tiempo… Y encima se acuerda del cumpleaños de todo el mundo y se encarga de traer pasteles caseros a la oficina, simplemente porque le gusta complacer a los demás”. Vamos, el empleado perfecto de cualquier empresa. “Por desgracia, su bondad puede terminar costándole muy cara, y no es raro que en ocasiones se aprovechen de él y termine trabajando el doble que el resto. Pero bueno, ¡siempre es mejor eso que convertirse en la oveja negra del rebaño!

El suricato: un instinto de protección desmesurado

image

¿Quién es?

El suricato es una pequeña mangosta que vive en las regiones más cálidas de África. Conocido como el “centinela del desierto”, se planta sobre sus patas traseras y vigila a su comunidad por turnos mientras los demás se alimentan y las crías juegan. En cuanto se acerca un peligro, los suricatos lanzan un aviso y no dudan en enfrentarse juntos a todo aquel que se atreva a atacar al grupo.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

Sin lugar a dudas, la estrategia que mejor describe su forma de trabajar es la precaución. “Ante un problema o una situación de estrés, sabes que puedes contar con él, ya que el espíritu de equipo y la protección de sus compañeros forman parte de su ADN. Basta con observar la forma en que vigila la puerta ante la posible llegada del jefe para alertar a sus compañeros y evitar que se metan en problemas, o la manera en que acude en auxilio de quienes van más atrasados en el trabajo. Se trata de alguien que realmente presta atención a todo y a todos”. Y efectivamente, al igual que un suricato, también defiende a su grupo a toda costa. No importa si se trata de sus compañeros de equipo, de su jefe o de la empresa en general, siempre está en guardia, listo para saltar en caso de un peligro procedente del exterior. Al ser tan leal y decidido, ¡es útil tenerlo como aliado! Si este es tu perfil, procura no pasarte de la raya y querer ayudar a todo el mundo: nunca debes dejarte de lado a ti mismo en beneficio de los demás.

La tortuga: demasiado peso sobre los hombros

image

¿Quién es?

Pertenece a la familia de los reptiles y tiene un caparazón muy sólido que le sirve como escudo. Lleva literalmente la casa a cuestas, ya que más allá de protegerse de los depredadores, este caparazón le permite descansar y recuperar fuerzas.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

Se pasa el día entero atendiendo a incesantes llamadas por teléfono o respondiendo a miles de correos electrónicos, y esto hace que le sea muy difícil encontrar un equilibrio entre la vida profesional y la privada, sobre todo ahora que está teletrabajando. “Ahora que se ha visto obligado a llevarse el trabajo a casa ya no trabaja 40 horas, ¡sino el doble! Principalmente porque, en casa, el portátil le sigue allá donde va. Le es imposible separar trabajo y vida personal, y esto hace que se sienta completamente desbordado”. A fuerza de trabajar en cualquier parte, sin descanso, incluso cuando está de viaje o en el metro, termina llevando el trabajo a cuestas y eso hace que se hunda poco a poco sin darse cuenta. Desconectar se le hace cada vez más difícil, sobre todo cuando ha adoptado la mala costumbre de estar disponible las 24 horas del día. Si este es tu caso, ¡ten cuidado!, corres el riesgo de acabar sufriendo burnout.

El elefante: cuando el deseo de independencia es demasiado fuerte

image

¿Quién es?

El elefante es un gigantesco animal de varias toneladas de peso, una de las especies más inteligentes del mundo. Aunque viven en comunidad, los machos terminan por alejarse de la manada a medida que crecen, aislándose durante un tiempo antes de volver con los suyos. Las hembras, en cambio, cuidan de las crías en familia.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

Este es sin duda el más complejo de todos debido a sus necesidades, que van evolucionando a lo largo del tiempo. A pesar de que el trabajo en equipo es su punto fuertepuede sentir una profunda necesidad de independencia, dado que es tan productivo solo como lo es en manada. “Demuestra una gran iniciativa y a veces tiene la necesidad de aislarse para llevar a cabo un proyecto en solitario”. Aunque esto no quita que en determinadas ocasiones decida volver al grupo durante un tiempo, su creatividad vuelve a empujarlo hacia nuevos horizontes a fin de evolucionar tanto profesional como personalmente. Así que no te sorprendas si finalmente acaba soltando amarras y dejando definitivamente su empresa para comenzar su propio camino como freelance. ¡Solo tiene que echarle valor!

El oso: dos facetas opuestas cuando trabaja en grupo

¿Quién es?

El oso es un mamífero bastante impresionante, tanto por su tamaño como por su peso, por lo que a nadie se le ocurriría desafiarlo. Tampoco sería buena idea retarle a una carrera, ¡ya que corre a más de 60 km/h! Pero más allá de sus muchas habilidades, el oso posee un carácter fuerte, y aunque cuida mucho de sus amigos, más te vale no convertirte en su enemigo…

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

Es fácil reconocerlo, ya que su carácter tiene una duplicidad permanente que lo distingue de los demás. Tiene la particularidad de poseer dos facetas totalmente opuestas: la del grizzly enfurecido y la del osito de peluche. “Efectivamente, se trata de una persona encantadora en petit comité y con los más allegados, pero no dudará en rugir y sacar los dientes con quienes no compartan sus opiniones”. Su carácter “de mecha corta” puede hacer que sea difícil acercarse a él, pero una vez formes parte de su círculo íntimo, ¡descubrirás que en el fondo es un osito de peluche! En cualquier caso, un poco más de moderación por su parte no estaría de más.

El perezoso: vago como ninguno

¿Quién es?

El perezoso, como su propio nombre indica, es un animal que nunca va con prisa. De hecho, su lentitud es su principal característica, además de su simpática cara sonriente. Este mamífero pasa la mayor parte del tiempo encaramado a las ramas de los árboles de los grandes bosques de Centroamérica y Sudamérica, y es precisamente su dieta basada exclusivamente en hojas, pobres en nutrientes, la que lo obliga a moverse tan despacio, a fin de evitar un gasto excesivo de energía.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

Es fácil de adivinar: nos encontramos ante el animal vago por excelencia. Se trata de una persona que siempre intentará esforzarse lo menos posible. “Pero no lo hace con mala intención, ni mucho menos. ¡En realidad lo que pasa es que el trabajo le es totalmente indiferente!” Como ferviente defensor de la ley del mínimo esfuerzo, prefiere perder el tiempo a aprovecharlo. Aunque siempre es el último en llegar y el primero en irse, itambién es el más simpático de la oficina y a nadie le molesta demasiado su falta de motivación, ya que el poco trabajo que entrega suele ser satisfactorio. Menos mal que, por lo menos, no muerde…

El pardillo: despistado, pero no tonto

image

¿Quién es?

El pardillo es un pajarito con plumaje gris y un penacho rojo en la cabeza. Aunque esta ave suele llamar la atención por su melodioso canto, ante todo es conocida por su nombre, que pone en evidencia su famoso despiste. Y es que el pardillo tiene la particularidad de construir su nido casi en cualquier lugar (a veces incluso bajo los setos), por lo que con mucha frecuencia acaba siendo devorado por los zorros, que en realidad no tienen que esforzarse mucho para atraparlo.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

No es raro encontrarse con algún que otro pardillo en el trabajo. Suelen ser individuos entrañables, ya que tienden a ser muy complacientes con los demás. “Sin embargo, ese ‘despiste’ que les caracteriza suele ser con mucha frecuencia uno de sus peores defectos, ya que tienden a ser poco cuidadosos y, al final, siempre terminan metiéndose en líos. Un descuido por aquí, un olvido por allá… Por un motivo u otro siempre acaban cometiendo algún error, por mucho que se esfuercen en evitarlo. “Y al igual que ocurre con la oveja, no es raro que la gente termine aprovechándose de sus despistes, sobre todo a la hora de quedar por encima de ellos delante el jefe o de robarles un buen proyecto. ¡Así que ten cuidado si no quieres que te tomen por un cabeza de chorlito!

La lapa: imposible hacer que se mueva de donde está

¿Quién es?

La lapa es un pequeño molusco que vive pegado a las rocas de las costas y que, una vez firmemente asido, nunca más vuelve a moverse. Al fin y al cabo, ¿por qué tendría que hacerlo? ¡Con lo cómoda que está!

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

Es imposible que no conozcas a ningún lapa, teniendo en cuenta el tiempo que lleva en la empresa. “Lleva en el mismo puesto como 15 o 20 años seguidos, y nunca se ha movido un pelo, ni siquiera se ha cambiado de mesa. Es muy competente en su trabajo, pero se siente completamente descolocado en cuanto prueba algo diferente, y es que así como la novedad lo aterroriza, la costumbre lo tranquiliza. Su lado hogareño le confiere una inmovilidad total, pero él parece disfrutarlo como nadie”. Y claro, eso hace que destaque en todo lo que sí domina. Sin embargo, descubrir nuevos horizontes también tiene sus ventajas… ¡Podría ser una buena oportunidad para descubrir otras áreas de interés!

El delfín: el eterno optimista

image

¿Quién es?

El delfín es un mamífero marino que vive en todos los mares del mundo, pero también en muchos ríos. Su inteligencia hace que los humanos le tengamos un cariño especial, y suele ser muy querido allá donde va.

¿Y cómo se comporta en el trabajo?

No sería de extrañar que se convirtiera en tu amigo nada más conoceros, ya que su capacidad para crear vínculos es sin lugar a dudas su mejor cualidad. “Efectivamente, le gusta rodearse de sus compañeros en el ámbito tanto profesional como personal, y es que su simpatía natural lo convierte en la alegría de la huerta en cualquier situación. Su encantadora sonrisa es prueba de ello, ¿verdad?” Ávido de nuevos proyectos que lo pongan a prueba, su optimismo puede empujarle a fijarse objetivos cada vez más ambiciosos, y a veces resulta difícil hacer que ponga los pies en la tierra. Debido a su faceta soñadora, es importante evitar que pierda el contacto con la realidad.

Aunque seas capaz de reconocerte en alguno de estos perfiles animalísticos, en la mayoría de los casos tu personalidad suele estar compuesta por dos o más de ellos, que van cambiando con el tiempo. Hay momentos en los que eres una oveja, otros eres un pardillo, y a veces sientes que ambos combinan perfectamente con unas orejas de elefante… Y es que, de la misma manera que nadie es lineal a lo largo de su vida, raros son los comportamientos que nos definen de manera exclusiva. Puede que en un momento determinado coincidamos con uno de ellos, pero que luego este sea sustituido por otros. ¿Con qué animal te identificas hoy?

Leave a Reply